La intervención se realizó vía remota a través de la Asignatura Integrador II: Taller de Proyectos y Negocios, como parte de la implementación de la metodología “Aprendizaje + Servicio”.

Con éxito las y los estudiantes de la Carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad Católica del Norte sede Antofagasta, concluyeron la asesoría dirigida a pequeñas empresas y emprendimientos como parte de la asignatura Integrador II: Taller de Proyectos y Negocios, que a través de la Metodología Aprendizaje + Servicio permite aplicar conocimientos y habilidades adquiridas en el proceso formativo en contextos reales.

Durante el segundo semestre de 2020 la metodología se implementó en sus distintas fases, partiendo con el Hito Inicial con la firma del compromiso entre estudiantes y socios comunitarios para realizar el trabajo colaborativo, que por contingencia fue vía remota. Posteriormente se realizó el Hito Intermedio, que contempló una instancia de diálogo entre los participantes donde analizaron propuestas de mejora. Se concluyó con el Hito Final, donde se dio a conocer los resultados del servicio a los socios comunitarios.

El académico, Maximiano Ortiz, explicó que este ramo tuvo como finalidad contribuir al proceso de reformulación de estrategias que debieron realizar en el contexto actual las organizaciones que participaron como socios comunitarios: “Todos estos proyectos apoyan de manera distinta a las empresas, algunas con enfoque en Recursos Humanos, otras desde un punto de vista de Logística y otros de Marketing, pero todos tienen el gran propósito de ayudar. Espero que esta asignatura haya servido para poder visualizar la complejidad de los desafíos que tiene el administrar una empresa o ser emprendedor, darse cuenta de que poseen las herramientas para desempeñarse en las organizaciones y cómo esta asignatura ha contribuido para que puedan transformarse en profesionales completamente íntegros”.

María Fernanda Pizarro, socia comunitaria de la empresa Tapizado Full Color agradeció la instancia y señaló que “fue muy interesante poder contar este ejercicio que permite ver cómo va tu empresa, y que nos permitió replantear algunos temas como contratar a otras personas o ampliar nuestro taller en tiempos de pandemia. Creo que esto nos ayudó mucho y estoy muy de acuerdo con el diagnóstico sobre lo que necesitamos, porque a veces con el trabajo diario no te das cuenta de que errores vas cometiendo, por eso fue un gran aporte”.

John Garvizo, socio comunitario de la empresa Garaje San Agustín, comentó: “agradezco la contribución que hicieron a mi Pyme, porque cada empresario quiere surgir y a veces las herramientas no están al alcance de uno, más cuando estás a cargo de todo. Estoy muy agradecido también de la Universidad Católica del Norte por este ramo, porque este año me tocó a mí y el próximo puede ser a otra empresa y así se contribuye a engrandecer a las PYMES de Antofagasta”.

Resultados y aprendizajes 

Uno de los actores centrales de esta experiencia son las y los estudiantes, como Claudio Hemmerdinger, quien destacó los aportes que le entregó esta experiencia: “Podemos concluir que dentro de toda crisis hay una oportunidad y que las empresas que se hayan podido adaptar de manera correcta a esta pandemia, como nuestra socia comunitaria, es una satisfacción muy grande para nosotros como estudiantes de Ingeniería Comercial, que gracias a esta asignatura pudimos dimensionar lo desafiante que va a ser insertarse en el mundo laboral, independiente del rubro que vayamos a ejercer”, agregó el alumno.

El estudiante Ángelo Garvizo Cuellar, destacó: “esta asignatura nos permitió ir más allá de lo teórico y sumarlo con lo práctico para darnos cuenta de cómo es desenvolverse en el mundo del emprendimiento, porque ser emprendedor es bastante complicado, por lo cual se necesita mucha fuerza y mucho ánimo. También agradecemos al socio comunitario que nos permitió desarrollar nuestro plan de asesoría de una muy buena forma”.

Diego Hernández, estudiante que asesoró al emprendimiento Mister Salad, indicó que dentro los resultados obtenidos está la oportunidad de “poner en práctica lo aprendido en la carrera, si bien es importante la teoría, creemos que existen pocas instancias dentro de la universidad donde se pueden aplicar los conocimientos que obtenidos como en esta asignatura. Además, pudimos adentrarnos y entender los procesos que se llevan a cabo dentro de una PYME, analizando sus falencias y ventajas, para así dar más importancia al sector emprendedor de nuestro país”.

La metodología A+S busca fortalecer en los y las estudiantes valores y las competencias del Sello Formativo UCN, como la Responsabilidad Social, promover el respeto por la dignidad hacia las personas, elementos que además están en línea con nuestro Proyecto Educativo Institucional.